Además de estar ubicada como la cuarta entidad que aporta el más alto valor de la producción de automóviles y camiones en el país con el 12.7%, el Estado de México registra el mayor número de plantas fabricantes de vehículos pesados y motores a diesel.

De 13 plantas automotrices, tres corresponden a la industria del autotransporte: Daimler Vehículos Comerciales México, Isuzu y Volvo Buses, informó Jacob Rocha, titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) del estado, durante una reunión con miembros de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT).

Miguel Elizalde Lizárraga, presidente ejecutivo de ANPACT, destacó que el autotransporte es el eslabón más importante de la cadena logística nacional, ya que de este sector depende el movimiento del 56% de carga y 96% de pasaje total a nivel federal.

A ello, se agrega el traslado de más 40% de trabajadores a sus empleos y el 100% del movimiento local de carga,  por lo que su contribución a la economía es de suma importancia.

Enrique Jacob Rocha y Miguel Elizalde se comprometieron a impulsar conjuntamente el financiamiento y la profesionalización de las micro y pequeñas empresas de autotransporte, y cooperar para atender retos como la seguridad vial, la reducción de emisiones contaminantes, el fomento a la inversión y reforzamiento de las cadenas de valor y la competitividad de las PyMEs en el Estado de México.

El titular de la Sedeco adelantó que, como parte de este trabajo colaborativo, el gobierno del Estado de México participará en Expo Transporte ANPACT 2019, la feria de vehículos pesados de carga y pasaje más grande de América, a celebrarse del 16 al 18 de octubre en el Centro Expositor Puebla.