Con una inversión 3,350 millones de pesos, se realizarán distintas obras carreteras que beneficiarán la conexión de los pobladores mexiquenses y convertirán a la entidad en el principal centro logístico del país.
 
Una de ellas, es el Distribuidor Vial Mario Colín-Toltecas, que fue puesto en operación el día de hoy. Con esta obra se reducirán los tiempos de traslado de los 38,000 vehículos que circulan diariamente por la zona y favorecerá la movilidad de los 100,000 habitantes de la región.
 
Gracias a esta infraestructura, los municipios de Tlalnepantla, Atizapán de Zaragoza, Cuautitlán, Tultitlán y Nicolás Romero contarán con una vía que los conecte de manera más rápida a la zona industrial de Vallejo en la Ciudad de México.
 
También, mejorará los accesos al Instituto Tecnológico de Tlalnepantla, al plantel de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y al Tren Suburbano.