El camión eléctrico híbrido enchufable (PHEV), es un Mack Pinnacle y ha estado operando en servicio de reparto con una flota por más de 12 meses. Es la segunda generación de camiones Clase 8 de cero emisiones que participa en la Exhibición de Transporte Pesado Bajo en Carbono de la Junta de Recursos del Aire de California (CARB) en Sacramento, California.

En esa expo se presentan proyectos financiados por el programa California Climate Investments. Los becarios mostraron los hallazgos clave del proyecto, las lecciones aprendidas y los próximos pasos para avanzar en la tecnología limpia en aplicaciones de trabajo pesado.

“La prueba de este camión nos ha permitido validar el potencial de reducción de emisiones de la tecnología PHEV en combinación con algoritmos de autoaprendizaje para controlar el funcionamiento eléctrico”, indicó Jonathan Randall, vicepresidente senior de ventas y mercadotecnia de Norteamérica de Mack Trucks

El camión se está probando como parte de un proyecto del Distrito de Administración de la Calidad del Aire de la Costa Sur (SCAQMD). Los objetivos incluyen reducir la contaminación y las emisiones de gases de efecto invernadero en lugares con grandes volúmenes de carga, incluidos puertos, patios de ferrocarril y los corredores de carga que los conectan.

El camión es una evolución del primer vehículo Mack PHEV, que se mostró durante la Expo 2016 de Transporte Limpio Avanzado (ACT). Ambos son cero emisiones debido a la integración de un motor diesel Mack MP7 con un sistema híbrido paralelo y un paquete de baterías de iones de litio.