Hábitos que mejoran el rendimiento de los camiones

por | 19 May 2020 | Camiones | 0 comentarios

Un operador productivo y seguro se desarrolla con base en la conducción técnica de su unidad, con conocimientos y habilidades que permiten ahorrar combustible y evitando el desgaste prematuro de los componentes mecánicos, lo cual recobra importancia ante la actual situación en el transporte donde se busca al máximo obtener el mayor rendimiento de la flota. 

Sobre este tema, Scania México se dio a la tarea de presentar algunas unas recomendaciones a través de una video conferencia que ofreció René Vázquez, master driver en la compañía, quien explicó la forma en que se puede lograr lo anterior con apoyo de la tecnología de los camiones de la marca. 

El experto expuso que la operación óptima por cambio de marcha en un terreno plano es 1,000 a 1,300 revoluciones por minuto (rpm), es un rango donde tiene el menor consumo de combustible. En tanto que, en un terreno ascendente el rango debe ser de 1,400 a 1,500 rpm, aunque aquí también depende de la topografía y el peso vehicular.

En terreno descendente, la operación debe ser de 1,700 a 2,200 rpm sin aceleración ya que se aprovecha la inercia para tomar velocidad. 

“Con estas revoluciones recomendadas lo que vamos a obtener es un mejor enfriamiento”, resaltó.

René Vázquez se refirió al principio de “conservación de la cantidad de movimiento”, el cual consiste en que, con una velocidad constante y anticipada en zonas urbanas, el conductor debe prever los semáforos y dificultades  que genera el tráfico intenso para conservar o aprovechar la inercia del vehículo.

Dentro de las condiciones adversas que se identifican en la operación de un camión, se encuentran: el clima (cambios de temperatura, lluvia, viento); la topografía, tipo y calidad de la carretera; el tráfico; el nivel de carga; calidad del combustible y malos hábitos de operación.

Para abatir las altas temperaturas, Scania ofrece de manera opcional en los camiones nuevos un aire acondicionado eléctrico que funciona aún con el motor apagado durante ocho horas consecutivas.

El master driver de Scania recomendó que al arrancar el motor sólo se utilice en ralentí lo necesario, iniciar la marcha gradualmente, e igualmente la aceleración; realizar una conducción programada y mantener una aceleración constante.

Agregó que una conducción que optimice recursos también incluye la calibración correcta de las llantas, ajustar la operación a rangos establecidos, y en cuanto al tanque de combustible llenar a un nivel máximo de 95% para que el porcentaje restante sirva para gasificación y enfriamiento. 

Por otra parte, para ajustar el deflector de aire a la altura correcta lo mejor es 10 cm debajo de nuestro remolque para una menor resistencia del aire que se genera.

Héctor Gallegos, ingeniero de producto de Scania México, explicó las bondades de sus motores y camiones. El motor de 13 litros con certificación Euro V, opera en un rango de 1,000 a 1,300 rpm y trabaja con un sistema de inyección XPI. 

Con la transmisión Opticruise, los camiones de la marca cuentan con una caja de cambios mecánica con accionamiento electrónico de 12 +2 velocidades y con última marcha overdrive, así como retarder integrado. 

Las unidades Scania poseen cuatro modos de operación: Economy, Standard, Power y Off-Road, y con un retardador que se activa desde el pedal se logra una óptima operación. 

El ingeniero de producto también se refirió al freno de escape, la relación de los diferenciales y el equipamiento de seguridad de los camiones de la marca.  

Tags: Scania México

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *