La solidez de Toyota Financial Services México (TFSM) –que al cierre de junio contaba con 5 mil 698 millones de pesos–, impulsa el crecimiento de ventas de los vehículos de Hino Motor Sales México, camiones chatos con motor al frente, a diesel o híbridos y autobuses que son garantía de calidad y satisfacción para sus clientes.

Hasta julio de 2019, la compañía financiera contabilizó poco más de 27 mil 500 contratos que colocan al organismo entre las mejores opciones de crédito automotriz del país. Entre sus vehículos comerciales los más solicitados son la pick-up Hilux y la van Hiace.

Mientras, TFSM ha autorizado 7 de cada 10 solicitudes que recibe de Hino, la división de camiones y autobuses del Grupo Toyota; dentro de ese porcentaje, el 77% de aprobación ha sido para los hombres-camión u hombres-autobús, propietarios de una a cinco unidades.

Los clientes transportistas que confían en la tecnología Hino, y que solicitan respaldo financiero, se animan en un 72% por los beneficios del plan estándar que es el más básico y sencillo con el que cuenta TFSM, ya que mantienen mensualidades iguales durante toda la vida del crédito.

Además, este año, fija un enganche del 10%; baja comisión por apertura; plazo de 3 a 72 meses y Tasa anual fija. La financiera ofrece también los planes Balloon; de Anualidades; Arrendamiento Financiero y Arrendamiento Puro.

De acuerdo con información proporcionada por Toyota Financial Services México, del total de su cartera, el 3% de créditos pertenece a camiones y autobuses Hino. En 2018, la marca que divide su portafolio de camiones en Serie 300 y Serie 500, así como de híbridos en ambas líneas, vendió 544 unidades financiadas por TFSM, misma cantidad que en 2017.

Con operaciones en México desde 2007, Hino también ha hecho alianzas con Banregio y Banorte para ampliar las opciones de sus clientes, además ha impulsado el crecimiento de su red de distribuidores a 35, cuenta con 100 puntos de servicio y 41 unidades móviles de servicio y mantenimiento.