GUADALAJARA, Jal.- Aristóteles Sandoval, Gobernador de la entidad; Roberto Dávalos, titular de la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública y Alfredo Barba, Presidente Municipal de Tlaquepaque, dieron el banderazo de arranque para el funcionamiento del Nodo Vial Juan de la Barrera-Periférico, una obra en la que se invirtieron 96 millones 657 mil pesos y que forma parte de las soluciones integrales a los problemas del transporte en la Zona Metropolitana de Guadalajara.
La obra tiene una longitud de 100 metros en una superficie de terreno de 40 mil metros cuadrados, incluyó cruces que permiten el paso de ciclistas y peatones e implicó redes especiales para conciliar el paso del ducto de Pemex y las redes de fibra óptica.
Dada su cercanía con el aeropuerto de la ciudad, esta solución vial mejorará las condiciones de traslado de casi 7 mil automóviles que transitan por esta vialidad cada hora.
Esta obra beneficiará a un millón de habitantes e incidirá en la seguridad del peatón y del ciclista, aseguró el mandatario jalisciense. Además de que permitirá una mejor convivencia entre las diversas alternativas de transporte.
Añadió que este trabajo incidirá en la corrección de la situación que ha generado muchos accidentes, el cual habrá de completarse con otras alternativas, como el Programa de Bici Pública que próximamente será lanzado.