En agosto los pedidos preliminares de vehículos de clase 8 en Norteamérica fueron por 10 mil 400 unidades, un modesto incremento del 4% con relación a julio, pero un 80% mejor que agosto de 2018.

Los pedidos de clase 8 han caído en un rango estrecho desde mayo, con un promedio de 11 mil unidades al mes durante ese período.

Los fabricantes de equipos originales han desarrollado gran parte de la cartera de órdenes creada por los pedidos récord en 2018. Las flotas no tienen prisa por comenzar a hacer pedidos para 2020, ya que se espera que haya espacios de construcción amplios disponibles y sin escasez de componentes.

Se espera que el mercado regrese a los ciclos normales y estacionales de pedidos, con grandes flotas colocando sus pedidos requeridos para 2020 en el cuarto trimestre. Los pedidos de Clase 8 de los últimos 12 meses han totalizado 298 mil unidades.

Don Ake, vicepresidente de vehículos comerciales de FTR comentó: “El mercado de Clase 8 está en un punto de inflexión. Los grandes pedidos en 2018 respaldaron la producción robusta del año pasado y durante gran parte de 2019”.

“Ahora, añadió, la economía se ha desacelerado y hay suficientes camiones para manejar el crecimiento de carga disponible. Los OEM están reduciendo las tasas de producción, eventualmente hasta niveles cercanos de demanda de reemplazo”.