SAN LUIS POTOSÍ, SLP.– Con más de 4 mil empleados en la planta de motores de esta ciudad y cerca de 3 mil en la de componentes de Ciudad Juárez, así como ventas por 1 mil 200 millones de dólares anuales, en promedio, Cummins México aspira a convertirse en un proveedor de clase mundial.

Ignacio García Albarrán, vicepresidente de Cummins para México y Latinoamérica, pidió a colaboradores en la planta de motores vivir a plenitud los valores de integridad, seguridad, confiabilidad y enfoque al cliente que han llevado a la filial mexicana a ser uno de los mercados más importantes para la compañía global de motores diesel y diversos tipos de energía.

“Tenemos gran potencial de ser mayor contribuidor de motores y componentes para Latinoamérica y el mundo. Nuestro objetivo es ser un proveedor de clase mundial”, subrayó García Albarrán en el convivio que tuvieron directivos y empleados para celebrar el aniversario 100 de Cummins Inc. Objetivo Cummins México: ser proveedor de clase mundial-Magazzine del Transporte

También reconoció la aportación de cada uno de los colaboradores por la calidad, estructura, disciplina y limpieza de las plantas que comprobaron en su recorrido, el jueves, representantes de las 30 empresas más importantes para Cummins México por su lealtad a la marca y alianzas comerciales de largo plazo.

Hace 37 años, como gerente de la planta –recordó Ignacio García­– había cerca de 200 empleados; “entonces pensamos cambiar nuestro futuro y convertirnos en proveedor de clase mundial. Hoy empezamos de nuevo, les pido que vivan los valores de Cummins para ser una empresa que las personas admiran”.

Gaspar Aguilar, director de operaciones de la empresa en México y Rich Freeland, presidente y director de operaciones de Cummins global acompañaron a García Albarrán en la develación de la placa conmemorativa.Objetivo Cummins México: ser proveedor de clase mundial-Magazzine del Transporte