Para ver y que te vean: cintas retrorreflejantes 

por | 8 Sep 2020 | Camiones | 0 comentarios

Salvador Saavedra, consejero técnico de Entorno Industrial, considera que la normatividad mexicana de las cintas retrorreflejantes, que contribuyen a la seguridad vial, es más exigente que la de Estados Unidos y se cumple en un 90% en los vehículos pesados nuevos; el porcentaje va bajando cuando los camiones, remolques y semirremolques ya tienen algún tiempo en circulación.

En los vehículos anteriores a 2015 el incumplimiento es cercano al 30%, lo cual es preocupante ya que las cintas retrorreflejantes ayudan al conductor a visualizar un vehículo estacionado o atravesado en la carretera y no verlo ocasionará maniobras de alto peligro.

La especificación de las cintas retrorreflejantes se indica en la norma NMX-D225-IMNC 2017 y la posición que deben cumplir las cintas en los vehículos se determina en la NOM-012 de pesos y dimensiones; en la NOM-035 de remolques y semirremolques; en la NOM-068 de condiciones físico mecánicas y en el Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México.

Sólo el Reglamento capitalino incluye la obligatoriedad para vehículos del transporte público, de personal y escolar, así como una sanción monetaria al incumplimiento de la tecnología que se volvió obligatoria en Estados Unidos en 1990 para visualizar a lo lejos la presencia de otro vehículo que podría pasar inadvertido por la oscuridad de la noche, la orografía o en intersecciones.

Como en muchos otros componentes, existe un mercado de productos hechizo que aumentan el riesgo de quienes recurren a ellos, por lo cual el ingeniero Saavedra sugirió que antes de adquirirlas hay que comprobar su luminosidad con una lámpara; en el mercado existen también otras que superan la NMX-D225 ya que contienen más de 53 mil micro prismas por pulgada cuadrada.

En los remolques y semirremolques, la instalación a los costados “tan horizontal como sea posible empezando y terminando tan cerca como sea práctico de las partes trasera y frontal del remolque; a una altura, desde el suelo, de no menos de 375 mm y no más de 1,525 mm”.

El tamaño de las cintas es muy preciso en la normatividad, así como los colores permitidos. En promedio, las cintas retrorreflejantes originales podrían alcanzar vida útil de hasta siete años y su mantenimiento es sencillo, sólo hay que limpiarlas de lluvia, lodo o polvo, entre otras prácticas recomendadas del Consejo de Mantenimiento y Tecnología (CMT).

 

Tags: Consejo de Mantenimiento y Tecnología (CMT México)

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *