En octubre se realizaron pedidos por 22 mil 100 camiones en Norteamérica, el nivel más alto registrado este año, aunque la cifra es 51% más baja que la reportada en octubre de 2018, lo que significa un comienzo moderado al inicio tradicional de la temporada de pedidos.

El nivel de pedidos fue impulsado por un par de grandes flotas que solicitaron numerosos vehículos para 2020, al mismo tiempo que se demandaron lotes más pequeños para el primer trimestre en el segmento de la construcción.

Se prevé que las cancelaciones sean elevadas a medida que los OEM eliminan los pedidos excesivos de 2019. Las órdenes de Clase 8 durante los últimos 12 meses han totalizado 192 mil unidades.

Don Ake, vicepresidente de vehículos comerciales de  FTR comentó: “Los pedidos aumentaron en octubre como se esperaba, sin embargo, prevalece la precaución. La agitación comercial y política está produciendo un entorno empresarial altamente incierto. Las flotas solo están ordenando para sus necesidades inmediatas. No están dispuestos a especular mucho más allá del primer trimestre del próximo año”.

Añadió: “Las órdenes fueron justas en octubre. El crecimiento de la carga es plano, ya que el sector industrial se desacelera y las manufacturas luchan un poco. Se espera que las órdenes permanezcan en este rango durante unos meses hasta que haya más confianza en la economía y menos turbulencias en la guerra comercial y el ámbito político”.