Grupo Transportes Monterrey (GTM), una de las empresas líderes en la industria, es un gran conocedor de la eficiencia de los motores Cummins ya que tiene más de 2,200 de estos propulsores en su flota con tecnología EPA 04 y pronto incursionará en la Euro IV y es, además, pionero en México en el uso de motores a gas en camiones.

 

Actualmente, con una decena de camiones a gas, prevé aumentarla con 20 unidades más este año. GTM analiza, además, la posibilidad de crear su propia infraestructura para hacer más rentable la inversión con estaciones de recarga en Nuevo Laredo, Monterrey y San Luis Potosí.

 

Jorge Casares López, director de Grupo Transportes Monterrey, destacó que la decisión de probar combustibles alternos al diesel responde a su misión como Empresa Socialmente Responsable y su compromiso con la ecología. “La inversión en un tractocamión a gas es 85% más alta que la de diesel y se puede lograr del 25 al 28% de mejora en rendimiento de combustible; las unidades han tenido un desempeño aceptable”.

 

La empresa aún recolecta datos para definir los costos totales de mantenimiento al año, con cambios de aceite cada 40,000 kilómetros, de bujías a los 80,000 kilómetros, tanques de fibra de carbono y otras características propias de los vehículos de un máximo de 20 toneladas con autonomía de 1,100 kilómetros.

 

No obstante, Casares López considera que la inversión en los motores a gas, más limpios, será redituable a mediano plazo, al tiempo que la tecnología será más económica y habrá mayor infraestructura.

 

El Grupo Transportes Monterrey, con 30 oficinas a nivel nacional en 23 ciudades, reportó un gran año al cierre de 2016 con récord de ventas y la adquisición de aproximadamente 385 vehículos de distintas configuraciones, de acuerdo con las necesidades específicas de cada empresa. Así, la flota de la corporación es diversa, enfocada en lograr la mayor productividad y eficiencia de sus costos.

 

Jorge Casares enfatiza que “la empresa va muy sólida y ya estamos viendo la luz en el camino, después del incremento en los precios del combustible y la depreciación del peso, que nos permite volver a tomar decisiones de inversión, aunque de manera muy cauta. De 2015 a 2016 crecimos un 17% y esperamos crecer un 15% este año”.

 

Invitado a la inauguración de la ampliación de las modernas instalaciones de Alesso, distribuidor de Cummins, el director de GTM, reconoce el apoyo que ha recibido de esa empresa en sus iniciativas.  “Es un socio comercial muy importante que ha estado de cerca con nosotros. Ahora con sus nuevas instalaciones, como proveedor y socio, uno siente certeza de que tenemos un buen respaldo”.