Para mejorar la movilidad en Querétaro se puso en marcha el Viaducto Centro Sur, con una inversión de 300 millones de pesos, beneficiando las actividades de más de 370 empresas manufactureras, 79 planteles educativos y 120 mil habitantes de la región.

En la zona, el tránsito diario es de 20 mil vehículos, de los cuales el 95% corresponden a automóviles, por lo que el viaducto disminuirá la congestión vial y los índices de contaminación, además de brindar mayor seguridad y potenciar el dinamismo económico de las compañías con el desahogo y fluidez de traslados a los municipios de Corregidora y Huimilpan hacia Querétaro, y otros municipios, consolidándose el Circuito Industrial y Comercial del Sur.

La obra tuvo un tiempo de construcción de 9 meses, y está conformada por dos puentes: un superior con una longitud total de 580 metros lineales y cuatro carriles (dos por sentido), dos libres de 60 metros lineales totales; terraplenes mecánicamente estabilizados mediante escamas de concreto reforzado en una superficie de 2 mil 500 metros cuadrados, con iluminación; así como la inclusión de obras pluviales como el canal prefabricado de 340 metros y un canal prefabricado para el escurrimiento vial.

Por otro lado, el puente inferior, que tuvo una intervención de 850 metros lineales para generar seis carriles totales (tres por sentido), está compuesto por muros de contención laterales de concreto armado colado en sitio y 13 trabes de concreto pretensadas; y sobre éstas una losa de concreto. Cuenta con drenaje pluvial de 2 mil 934 metros, y en la parte superior se habilitaron retornos en ambos sentidos.