En el sexto Informe de Gobierno, el último de la administración de Enrique Peña Nieto, se indica que en aras de incrementar la seguridad y promover la competitividad en el autotransporte federal «se fortalecieron y actualizaron la normatividad y la coordinación interinstitucional y se avanzó en la simplificación de trámites. También, se mejoraron los programas de renovación y verificación vehicular para apoyar la preservación del medio ambiente (sic)».
 
El inventario estadístico señala que, de enero de 2013 a junio de 2018, el movimiento de pasajeros ascendió a 19,620 millones de pasajeros y a 2,897 millones de toneladas de carga por autotransporte, cifras superiores en 11.9% y 10.8% respecto a la administración anterior, en el mismo orden.
 
Se indica que de 2013 a junio de 2018, se financiaron 47,199 unidades para la modernización de la flota vehicular del autotransporte federal, 13.1% más que en el periodo similar de la administración anterior (41,747 unidades), con los programas impulsados por la SCT y Nacional Financiera (NAFIN) «para transportistas que no son sujetos de crédito ante las instituciones financieras y puedan acceder a mejores condiciones de financiamiento, con tasas de interés más competitivas».
 
Con el Programa de Renovación de Vehículos de Carga y de Pasaje, de 2013 a 2017, se destruyeron 26,529 unidades lo que representó un incremento de 45.5% respecto a las chatarrizadas en la administración anterior (18,234 unidades). El decreto que otorgó estímulos fiscales para la adquisición de unidades nuevas o usadas de hasta seis años de antigüedad, que sustituyeron a los vehículos de más de 10 años entregados para su destrucción venció el 31 diciembre de 2017.
 
Se destaca la entrada en vigor de la norma NOM-012-SCT-2-2017 sobre el peso y dimensiones en febrero de 2018; de la NOM-087-SCT-2-2017, que establece los tiempos de conducción y pausas para conductores de los servicios de autotransporte federal; además de las reformas a los requisitos médicos (condiciones físicas y psicológicas) relativos al personal técnico que opera, conduce y/o auxilia los servicios de transporte con Licencia Federal.
 
En la elaboración de esas normas se subraya la participación de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar); Cámara Nacional de Autotransporte de Pasajeros y Turismo (Canapat); Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (Anpact); Asociación Nacional del Transporte Privado (ANTP). 
 
En marzo de 2016 inició el servicio de la Ventanilla Única de la SCT para atender trámites del autotransporte federal de manera electrónica; desde entonces se han realizado 108,145 trámites para la Licencia Federal de Conductor (expediciones, renovaciones y duplicados). El informe incluye también miles de inspecciones que se realizaron a los vehículos del autotransporte de carga federal y privado.
 Transporte de pasajeros
 
De 2013 a 2017 se destinaron 69 mil millones de pesos y durante 2018 se invirtieron 18 mil millones de pesos en redes de transporte urbano colectivo, entre ellos el Tren Interurbano México-Toluca; ampliación del Sistema del Tren Eléctrico Urbano de la Zona Metropolitana de Guadalajara, ampliación de las Líneas 9 y 12 del Metro en la Ciudad de México.
 
En ese periodo, BANOBRAS otorgó financiamiento para el desarrollo de proyectos de transporte urbano por 2,080 millones de pesos. De esos recursos, 68% fue destinado a los gobiernos de estados y municipios y 32% a concesionarios privados para cubrir su participación en los proyectos.
 
La infraestructura de terminales de pasajeros del autotransporte federal contabilizó en el último año 941, de las cuales 334 son centrales y 607 individuales.
El informe completo se puede consultar en http://www.presidencia.gob.mx/sextoinforme/