Para la Asociación Nacional de Productores, Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), el primer bimestre del año los crecimientos en ambos rubros demuestran el potencial productor de la industria de vehículos pesados.

En ese periodo se produjeron 32 mil 610 unidades, cifra que, comparada con las producidas durante el mismo periodo de 2018, representa un aumento del 48.47 por ciento. En cuanto a las exportaciones acumuladas, estas incrementaron 45.98% alcanzando un total de 27 mil 572 unidades, en comparación con 2018.

En febrero de 2019, la producción de vehículos de autotransporte registró 16 mil 274 unidades, lo que representa un aumento de 34.21%, respecto al mismo mes del año pasado.

Además, se exportaron un total de 13 mil 632 unidades, lo que significó un incremento del 27.30%, en relación con el mes de febrero de 2018.

Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de ANPACT, dijo que actualmente “las plantas de nuestros asociados están trabajando en las cadenas de proveduría para cumplir con los nuevos requisitos que se establecen en el T-MEC. No sólo se trata del contenido regional, sino también del contenido de aluminio y acero, condiciones que estamos seguros se cumplirán para permitirnos seguir siendo una potencia exportadora a nivel global”.

Recalcó que “la industria automotriz de pesados mexicana está produciendo aproximadamente al 70% de su capacidad por lo que aún queda mucho potencial por aprovechar, especialmente el mercado interno”.

Miguel Elizalde considera que la fuerza de la industria se hará evidente una vez más en Expo Transporte ANPACT 2019 del 16 al 18 de octubre en el Centro Expositor Puebla.