El autotransporte de carga es una industria muy importante para México que representa el 3.25% del PIB, según la Canacar, y solo en los primeros cuatro meses de 2019 el número de empresas dedicadas aumentó 4.7% en comparación con el mismo periodo de 2018.

Debido a la importancia que ha cobrado el envío de mercancías a Estados Unidos, la cifra de nuevas empresas podría crecer, aunque igual que las más experimentadas, deberán enfrentar algunos retos.

“Uno de los principales problemas que enfrenta esta industria es el constante robo que sufren las unidades para comerciar ilegalmente con la carga que transportan. La inseguridad es un factor que debe ser combatido por diferentes frentes”, indica Julián Gaxiola, director general de GM Transport.

El directivo explica que, aunque no es un tema sencillo de resolver, “el apoyo del gobierno en materia de seguridad nos ayudaría para que esta industria sea más competitiva. Además, se debe apoyar al transportista con fondos que sirvan de incentivos para la adquisición de equipamiento tecnológico con el fin de proteger las unidades y la carga”.

“El transporte terrestre de carga mueve al país y somos dependientes de él hasta en un 90%”. Por esa razón, destaca el directivo, las nuevas tecnologías juegan un papel importante para este sector porque lo benefician en todos los sentidos, como los sistemas de geolocalización y los inhibidores de jammer.

“Las nuevas tecnologías son un transformador que llevarán a la industria del transporte de carga a replantearse cómo prestar un servicio de mejor calidad con mejores unidades, mejores tiempos de entrega, mayor seguridad, menores costos de operación y mejores utilidades. La tecnología es un medio para profesionalizar los servicios y hacer del transporte una industria sumamente competitiva”, señaló Julián Gaxiola.

GM Transport es miembro de la Asociación Nacional de Empresas de Rastreo y Protección Vehicular (ANERPV) y Gaxiola que el transporte de carga terrestre es fundamental para la economía de México, siendo este uno de los principales promotores de la economía al generar empleos y mover a industrias de diferentes rubros y de primera necesidad.

Otro factor que podría obstaculizar a la industria son las decisiones que toman los gobiernos de México y Estados Unidos, sobre todo para la franja fronteriza, como es el posible aumento de los aranceles a productos importados de México a ese país.