Con una inversión de 1,600 millones de pesos, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) puso en operación esta vialidad que permitirá una mayor fluidez en la circulación de los 43,884 vehículos que transitan diariamente por la zona.
 
La obra constó de la ampliación y construcción de este corredor a lo largo de 13.8 km, en los que se incluyó la modernización de los bulevares Felipe Pescador y Armando del Castillo Franco, así como de la salida a la carretera Mazatlán y la edificación del distribuidor vial La Salle y el Puente Arroyo Seco.
 
En la entrega, Gerardo Ruiz Esparza, titular de la SCT, destacó que con esta infraestructura, los transportistas podrán incrementar su velocidad de operación en un 20% para llegar a sus destinos más rápido y de manera segura.
 
 
Añadió que esta obra forma parte del eje transversal carretero Mazatlán-Matamoros que conecta a la costa del Pacífico con la frontera norte del país, además de que permitirá una mejor comunicación con Coahuila, Chihuahua, Zacatecas y Sinaloa
 
 
El Corredor Vial del Norte beneficiará la movilidad de los 797,157 habitantes de la ciudad de Durango y de los municipios Canatlán, Nombre de Dios, Mezquital y Pueblo Nuevo.