Mobil

Seguridad vial debe reforzarse con base en estudios técnicos no en suposiciones

por | 19 Abr 2017 | Camiones | 0 comentarios

VW PROMOCIONES

 La Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP), la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), y la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), refrendaron su compromiso con la seguridad vial y reiteraron su posición sobre la circulación de los tractocamiones de doble remolque (fulles).

Las asociaciones convocaron a una conferencia de prensa, luego de que la semana pasada se registrara un accidente entre un autotanque y un autobús en la autopista Siglo XXI. Refugio Muñoz, Vicepresidente ejecutivo de la Canacar, mostró copias de documentos, como el dictamen de la Policía Federal sobre este hecho y reportes periciales y explicó que con base en esta información, la empresa Transportes CEPSA, como el conductor del tractocamión contaban con las certificaciones para la prestación del servicio y calidad vigentes.

CEPSA tiene una flota vehicular con una antigüedad promedio de siete años. Rodolfo Ovando Heredia, conductor del full en dicho accidente, tenía 30 años de experiencia como operador, de los cuales 9 fueron en el transporte de materiales peligrosos, con licencia vigente tipo EB. El día del accidente descansó siete horas y media antes y al iniciar su viaje, a los 9 minutos, fue cuando ocurrió el choque en el que, según el reporte pericial, la responsabilidad recae en el operador del autobús.

El vehículo doble remolque transitaba sobre su carril, en una vía de dos carriles de circulación –uno por sentido– con señalamientos preventivos y restrictivos, y el operador del autobús de pasajeros invadió el carril contrario lo que ocasionó que se impactara contra el tractocamión doblemente articulado. El golpe sobre el ángulo delantero izquierdo provocó que se descuadrara el semirremolque y el remolque se volcara sobre la parte lateral derecha.

Refugio Muñoz dijo que es urgente desarrollar medidas que eviten las causas de los accidentes de forma integral. Cualquier modificación legal que esté solamente concentrada en atender una configuración, no resuelve el problema. No es prohibiendo la circulación de los fulles, sino cumpliendo con la normatividad por parte de este tipo de camiones sino todos los vehículos que circulan en carreteras, aunque no sean de carga.

Por su parte, Alex Theissen, presidente de la ANTP, mostró videos de pruebas de frenado realizadas por el Instituto Mexicano del Transporte y explicó a detalle que los fulles, en condiciones adecuadas y cumpliendo con los reglamentos, son seguros. «Estamos comprometidos y ocupados con la seguridad vial en la que venimos trabajando junto con las autoridades desde hace dos décadas… Siempre hemos trabajado con hechos, datos oficiales, con un alto sentido de responsabilidad con la sociedad. Reiteramos nuestro mensaje de que esto se resuelve con información técnica que aporten medidas que contribuyan a mejorar la seguridad vial. Ésta es responsabilidad de todos pero no la podemos atender simplemente suponiendo cosas», subrayó.

Miguel Elizalde y Felipe de Javier Peña, presidente y vicepresidente de la comisión de transporte de la Concamin, comentaron sobre los avances en la normatividad para una mejor operación de los fulles en México.

Está por emitirse la Norma Tiempos de Conducción y Pausas para Conductores de los Servicios de Autotransporte Federal, la cual ha sido consensuada con la autoridad. Su objetivo es regular la cantidad de horas al volante y tiempos de descanso para evitar la fatiga, de acuerdo con la OCDE, éste es un factor de proporción importante en accidentes.

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *