Los ingresos globales de Cummins en el segundo trimestre de 2019 fueron de 6.2 mil millones de dólares con aumento del 1% respecto al mismo trimestre de 2018, mientras las sólidas ventas en Norteamérica establecieron un nuevo récord y mejoraron en un 7 por ciento.

“Logramos ingresos récord, EBITDA y flujo de efectivo operativo en la primera mitad de 2019, ampliando nuestro historial de aumento del rendimiento ciclo tras ciclo”, dijo el presidente y CEO de Cummins, Tom Linebarger.

“Si bien esperamos ver una moderación en la demanda en la segunda mitad del año, nuestra fortaleza financiera combinada con nuestra exposición diversificada geográfica y del mercado final nos permitirá generar fuertes ganancias, continuar invirtiendo en el crecimiento futuro”, añadió.

Los ingresos de América del Norte aumentaron un 7% debido a una mayor demanda en los mercados en carretera. Las ventas de la región aumentaron en todos los segmentos, excepto Power Systems, que se vio afectado por la menor demanda en los mercados de petróleo y gas.

Los ingresos internacionales disminuyeron en un 6% debido, principalmente, a la menor demanda de camiones en China, Europa, Brasil e India.

Las ganancias totales de Cummins antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) en el segundo trimestre fueron un récord de 1.1 mil millones de dólares en comparación con los 897 millones de hace un año.

Cummins ahora espera que los ingresos de 2019 sean planos. Esta perspectiva más baja está impulsada por la menor demanda de camiones en los mercados internacionales, la moderación de la demanda de piezas en América del Norte y el impacto de un dólar estadounidense más fuerte.

No obstante, Cummins confía en el futuro de su adquisición del proveedor de sistemas de celdas de combustible Hydrogenics Corporation y de su alianza con la empresa Gillig para la creación del autobús eléctrico con batería de emisión cero GILLIG, alimentado por Cummins, que ahora está disponible para pedidos comerciales.