Trasladan gigantesca carga en 4 Actros de Mercedes-Benz 

por | 15 Jun 2020 | Camiones | 0 comentarios

A pesar de ser tiempos difíciles por la pandemia del COVID-19, el pedido se tiene que cumplir: cuatro camiones Actros de Mercedes-Benz Trucks transportan un gigantesco tanque de presión, un trabajo de casi 330 toneladas.

Este proyecto a gran escala se realizó después de meses de planificación, en Paule, con sede en Stuttgart, Alemania donde una empresa de transporte especializada en transporte pesado completó el pedido de Maschinenbau Scholz GmbH & Co.

El trabajo: transportar un enorme autoclave -un tanque a presión a prueba de gas en el que las piezas de carbono se ‘hornean’ a una presión de funcionamiento de 12 bares y una temperatura de 250 grados-, a 33 kilómetros de las instalaciones del fabricante en Coesfeld, en Renania del Norte- Westfalia, Alemania, al muelle en el canal Datteln-Ems en Lüdinghausen.

El desafío particular de este tipo de operación de transporte es el alto centro de gravedad de la carga que en este caso pesaba alrededor de 175 toneladas y tenía 25 metros de largo y alrededor de siete metros de alto y ancho. Aquí la carga fue atada a un semirremolque de plataforma acoplado con 22 ejes.

Como resultado, era esencial no exceder un ángulo de inclinación de cinco grados, de lo contrario existía el riesgo de que la carga se volcara.

Para transportar la carga, las plataformas hidráulicamente ajustables se ajustaron a 1.07 metros para una altura de transporte de alrededor de ocho metros.

Cuatro camiones semirremolques Mercedes-Benz, de los cuales dos eran camiones pesados ​​de cuatro ejes, cada uno con 650 hp, de Paule estaban en funcionamiento. [Los dos camiones pesados ​​se utilizaron para transportar el autoclave, mientras que los otros dos llevaron la tapa de veinte toneladas y otras partes accesorias, cada una con un ancho de aproximadamente ocho metros, al recipiente de aguas continentales que debía llevar la compleja máquina a Rotterdam donde debía ser transportado más lejos por mar.

Exactamente como estaba planeado, el coloso salió de las instalaciones de la fábrica en el polígono industrial de Coesfeld a las 10 p.m., remolcado y empujado por los robustos camiones pesados ​​de Mercedes-Benz.

Después de un viaje de tres horas, el convoy llegó al punto clave en el kilómetro 22, un cruce de 90 grados donde los bordes habían sido grabados y luego cubiertos con paneles de plástico en preparación de la carga.

Sin embargo, eso todavía no era suficiente. El vehículo remolcador conducido por Hermann Futterknecht no tenía suficiente tracción en los paneles para remolcar la carga pesada alrededor de la curva cerrada. Dieter Wascher en el segundo camión pesado tuvo que girar, conducir un desvío de varios kilómetros y luego retroceder unos dos kilómetros para llegar a su colega.

Una vez que los dos camiones pesados ​​se unieron entre sí, esta sección difícil se dominó rápidamente.Después de unas buenas seis horas en la carretera, el convoy de transporte con un peso total de casi 330 toneladas finalmente llegó a su destino.

 

Tags: Actros, Mercedes-Benz Trucks

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *