Continental, instó a una adaptación del marco legal que rige la conducción automatizada en función de las realidades del mercado. «El Estudio de Movilidad 2013 de Continental demostró que los conductores en todo el mundo desean conducción automatizada en las autopistas. Sus necesidades coinciden a la perfección con las posibilidades de desarrollo para los próximos años. Sin embargo, las enmiendas que es necesario hacer al marco legal que rige las disposiciones de tránsito no deben soslayar la relación que existe con esta dinámica de mercado», comentó Christian Senger, responsable de investigación en electrónica automotriz de Continental, durante el congreso «Zulieferer Innovativ 2014», en BMW Welt.
«Ya se empieza a vislumbrar avance en este sentido con la reciente modificación de la Convención de Viena, la cual sienta las bases legales para una conducción parcialmente automatizada. Pero aún falta mucho por recorrer para una conducción altamente automatizada desde el punto de vista legal en materia de tránsito», dijo Senger, al referirse a la situación que guarda actualmente el marco normativo. Según Senger, los legisladores deberían abordar desde ahora las decisiones de política fundamentales, de manera que los conductores puedan hacer uso de la funcionalidad de conducción altamente automatizada después del año 2020.
«La legislación debería seguir desempeñando un papel en los tiempos, allanando el camino hacia un abatimiento en el número de accidentes, un incremento en la eficiencia energética, y una mayor comodidad en la conducción. Con ello, se alinearía con las necesidades de los conductores en todo el mundo», dijo Senger.