SAN DIEGO, California.– Se trata de un camión repartidor de libros en español que salió del Ruocco Park tras el banderazo que dio el director general del FCE, José Carreño Carlón. A la puesta en marcha de este proyecto realizado el sábado asistieron grupos de familias hispanoparlantes, que tuvieron acceso al camión para utilizarlo como sala de lectura o para adquirir ejemplares.
«Decidimos cambiar el esquema del comerciante ambulante latinoamericano. En lugar de esperar que el lector llegue a buscar los libros en español a nuestra bodega o a un pequeño local del edificio del BID en Washington, a partir de ahora los libros salen a los caminos, a las calles, a buscar a los lectores», explicó Carreño.
El funcionario aclaró que el FCE continuará con la venta de libros a través de los grandes canales globales de compra electrónica y entrega a domicilio, así como la descarga por la vía digital, que ha crecido exponencialmente.
Este experimento va dirigido a aquellos que, en una arraigada tradición, prefieren ver llegar la oferta, esta vez de bienes culturales, a sus barrios y colonias, sostuvo. El primer Book Truck exhibirá alrededor de 500 títulos e iniciará su ruta en el condado de San Diego, del que partirá a Los Ángeles, y posteriormente llegará a Nueva York, Chicago, Laredo y Miami.
A la ceremonia de presentación también asistieron la cónsul de México, Remedios Gómez Arnau; y el director general de Asuntos Internacionales del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), José Luis Martínez Hernández, entre otros.