TEMPE, Arizona.– SDCmaterials, fabricante estadounidense de materiales catalíticos automotrices de alto rendimiento, declaró que el aumento en el control regulatorio sobre el cumplimiento de las emisiones, inevitablemente generará avances en la tecnología catalítica.
El Presidente Ejecutivo de SDC, William Staron, contextualizó en un comunicado el tema y ofreció un marco sobre las innovaciones que se vienen en el control de las emisiones: “En SDC, hemos generado un avance que mejora la eficacia del ingrediente activo primario y más costoso utilizado en la reducción de las emisiones: la fórmula patentada Nano-on-Nano de SDC, que, al usarse en catalizadores posteriores al tratamiento de escape, necesita solo la mitad de la cantidad de metales del grupo del platino en comparación con los catalizadores tradicionales”.
Los polvos catalíticos registrados han sido sometidos a rigurosos procesos de pruebas internos, independientes y de fabricantes de equipos originales; a la fecha, los resultados reforzaron las expectativas para la comercialización a comienzos de 2016.
SDC tiene entre sus inversores a las divisiones de capital de riesgo de General Motors, Volvo Group y SAIC Motor Corp., el mayor fabricante automotriz de China, así como Emerald Technology Partners, líder en capital de riesgo de tecnología limpia, e Invus Financial Advisors.
Staron destaca la permanencia por más de cuatro décadas del catalizador automotriz convencional, aunque la composición química ‘húmeda’ al hacer la capa catalítica permaneció prácticamente inalterado. “Es el momento para una nueva composición química en el diseño de los catalizadores, para superar la variedad de desafíos que implica una confluencia sin precedentes de una mayor regulación, una creciente complejidad en el diseño de los motores y presiones incesantes por reducir los costos”.
Los materiales patentados de SDC abren una variedad de opciones nuevas para los diseñadores de motores y catalizadores, ya sea para ofrecer el mismo rendimiento catalítico a mitad del costo o para mejorar el rendimiento catalítico al mismo costo. Dichas innovaciones serán esenciales para ayudar a los fabricantes de automóviles a equilibrar el control de las emisiones, la eficiencia del combustible, el rendimiento y el costo, que suelen ser objetivos contrapuestos en el diseño de los motores.
Este delicado equilibrio será aún más desafiante en la próxima década cuando los fabricantes deban cumplir normas cada vez más exigentes en cuanto a la reducción de las emisiones de carbono y la economía de combustible. Los fabricantes estadounidenses de autos de pasajeros y camionetas tendrán que lograr 54,5 millas por galón en economía de combustible en media ponderada de ventas para 2025.