Debido a la pandemia del COVID-19 y a la disminución de la demanda de vehículos, Toyota extenderá las fechas de suspensión de operaciones de todas sus plantas de manufactura de automóviles y componentes de Norteamérica, incluidos Canadá, México y Estados Unidos. 

La armadora informó que las plantas permanecerán cerradas hasta el 17 de abril, reanudando operaciones el 20 de abril de 2020.  

El pasado 19 de marzo había anunciado que la producción se pausaría del 23 de marzo al 6 de abril, sin embargo hoy, la situación amerita ampliar la suspensión. 

Toyota recordó que los Centros de Distribución de Partes y los centros logísticos de vehículos continuarán operando para satisfacer las necesidades de los clientes y también, seguirán monitoreando la situación y para tomar las medidas pertinentes al respecto de esta emergencia sanitaria.