La Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) publicó el día de hoy en su sitio web, el proyecto que reforma el Transitorio Primero del Decreto por el que se regula la importación definitiva de vehículos usados, publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 1 de julio de 2011.

Dicha medida, ha sido modificada mediante diversos publicados en el mismo órgano de difusión oficial el 31 de enero de 2013; 30 de enero de 2014; 31 de diciembre de 2014; 31 de diciembre de 2015; y 26 de diciembre de 2016, quedando de la siguiente manera:
«PRIMERO.- El presente Decreto estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2019.»

Al respecto, Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), señaló que esto es un paso importante para mantener el control en la importación de unidades usadas provenientes de Estados Unidos y Canadá, en un contexto en el que la venta de vehículos ligeros nuevos en México liga dos años de contracción, y en el que el panorama para este 2019 no es favorable.

No obstante, confío en que se concluya el procedimiento regulatorio de forma exitosa para que la prórroga al Decreto sea publicada en el DOF.

Cabe destacar que la industria automotriz representada por este organismo y las Asociaciones de la Industria Atomotriz (AMIA), la de Productores de Autobuses y tractocamiones (ANPACT), y la Industria Nacional de Autopartes (INA), solicitaron puntualmente la prórroga del Decreto por el que se regula la importación definitiva de vehículos usados en sus mismos términos ya que, bajo el análisis realizado por el sector, ha permitido reducir el impacto negativo de la introducción de vehículos de desecho del mercado norteamericano.

De acuerdo con la AMDA, desde el mandato del expresidente Vicente Fox, que se permitió la entrada indiscriminada de vehículos usados, se generaron fuertes presiones ambientales y de consumo energético, gasto en infraestructura vial y desplome del mercado automotor.

Por ejemplo, en 2006 se importaron al país un millón 575 mil vehículos usados, 38% superior a las unidades vendidas en México en aquel año.