La serie F-150 y las ventas combinadas de Super Duty hicieron que la armadora superara en el primer trimestre del año a sus más cercanos competidores por 94 mil 585 unidades, una cifra determinante para el liderazgo de Ford en el segmento de pickups.

El regreso de la Ranger también jugó a favor del mejor primer semestre de ventas de la armadora en 15 años, al colocar 9 mil 421 vehículos, incluso antes de alcanzar el óptimo nivel de inventario.

La marca ha registrado que los clientes siguen eligiendo las series altas de las camionetas pickup, así como la incorporación de las últimas tecnologías. La venta de pickups fue de 278 mil 898 en el primer trimestre, 4.1% más que en el mismo periodo del año anterior.

Por otra parte, Ford vendió más de 50 mil camionetas van en Estados Unidos, entre las cuales la Transit Connect alcanzó un 34,7% de preferencia.

“Las ventas del primer trimestre de 2019 fueron sólidas para Ford. Nuestra cartera ganadora sigue entregando F-Series amplió nuestra posición de liderazgo. Tenemos una estrecha conexión con nuestros clientes, lo que nos permite entregar lo que necesitan en sus camiones”, señaló Mark LaNeve, vicepresidente de Marketing, ventas y servicio. Foto: @Ford