Debido al cambio de plataformas de los fabricantes en México, principalmente, las ventas de unidades ligeras descendieron en el mes de febrero de este año, al colocarse únicamente 103 mil 879 vehículos, 5.5% menos que en igual periodo de 2018.

Así lo dio a conocer Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), quien también expresó que el acumulado enero-febrero de 2019, de acuerdo con con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), igualmente bajó en 1.9%, al comercializarse 214 mil 891 unidades.

Por segmentos, en el segundo mes de 2019,  informó la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), la venta de camiones ligeros alcanzó 13 mil 773 unidades, lo que significó una baja de 3.5%; mientras que de vehículos pesados, que incluye los modelos Ford F-450 y F-550, se vendieron 135 equipos, aumentando en 13.4%, en contraste con febrero de 2018.

En el total del primer bimestre del año, los camiones ligeros, nicho que representa el 13% de las ventas totales que reporta la AMDA, se vendieron al público 27 mil 855 unidades, representando 4% menos; y los camiones pesados llegaron a 252 equipos, aportando un aumento de 6.8%.

Entre los modelos de camiones ligeros más vendidos en enero-febrero de 2019, destacó en primer lugar el Nissan NP 300 con 9 mil 295 unidades; seguido de toyota Hilux con  3 mil 169; Volkswagen Saveiro con  mil 507; y Renault Oroch con mil 489 vehículos.  Pese a este escenario negativo, Guillermo Rosales Zárate, director general adjunto de la AMDA, estimó que para este mes de marzo se esperan comercializar 111 mil 36 unidades.

«La desaceleración de la actividad económica registrada desde el mes de diciembre y la incertidumbre en los inversionistas respecto a las perspectivas de la economía mexicana,  se suman a factores prevalecientes en el entorno que han llevado a terreno negativo la venta de vehículos; resaltan entre ellos la disminución del poder adquisitivo de los consumidores de menores ingresos y el endeudamiento de los mismos, con lo que se disminuye la posibilidad de acceso al financiamiento para la adquisición de automotores», argumentó Rosales Zárate.

En este tema, el directivo enfatizó que en enero pasado, los créditos automotrices disminuyeron 6.4%, con 85 mil 366 colocaciones bajo esta vía.