En 2018, Volkswagen Commercial Vehicles entregó un total de 499,700 vehículos de las gamas de modelos T, Caddy, Crafter y Amarok a clientes en todo el mundo. El crecimiento fue de 0.4% y hace del año pasado uno de los más exitosos en la historia de la marca.

En México, las cifras no fueron tan halagadoras, ya que se reportó la comercialización de 9,600 unidades, 8.2% menos que en 2017 cuando las ventas llegaron a 10,400 vehículos.

El crecimiento global fue impulsado en particular por los mercados centrales en Europa occidental. En general, la marca aumentó su presencia en la mayoría de las regiones del mundo en 2018, a pesar de las difíciles condiciones económicas en el Reino Unido y Turquía y la conversión de los modelos de turismos para cumplir las reglamentaciones medioambientales.

«Estamos comenzando el año nuevo con optimismo y confiamos en que podremos aumentar el excelente resultado nuevamente en 2019. Nuestros productos están logrando un crecimiento sostenible en el mercado doméstico europeo como en algunos no europeos; es claramente el mérito de nuestros vehículos eficientes y confiables, así como el sólido desempeño de nuestros distribuidores», dijo Heinz-Jürgen Löw, miembro de la Junta de Administración responsable de Ventas y Marketing en Volkswagen Commercial Vehicles.