Con una inversión de 95 millones de pesos, se puso en marcha el distribuidor vial “Glorieta de los Ángeles” en Huixquilucan, Estado de México, lo que permitirá reducir el tiempo de traslado de los 45 mil vehículos que transitan por ahí diariamente.

Su desarrollo, que contó con la participación de la iniciativa privada, tiene como fin liberar los problemas de tránsito en la zona en horas pico. De acuerdo con  Luis Gilberto Limón, secretario de Comunicaciones, la entidad tiene una alta competitividad, gracias a que cuenta con la infraestructura vial más grande del país, ubicándose como un centro logístico nacional con amplio potencial.

Este distribuidor vial forma parte de las metas y objetivos de la Agenda 2030 del gobierno mexiquense, que tienen que ver con el cuidado sostenible del crecimiento urbano y el mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes.

Otra de los trabajos que actualmente pone énfasis el gobierno del Estado de México, es la  rehabilitación de la carretera Temascaltepec-Zacazonapan, ya que apoya los trabajos de la mina de la zona, haciendo que los traslados de material se realicen de manera más ágil y en mejores condiciones.