Ford ha cambiado sus planes de fabricar el auto Focus en la planta de Hermosillo y la nueva generación de ese modelo, llegará al mercado estadounidense desde China con variantes adicionales procedentes de Europa después.
 
En un comunicado Ford indicó que la próxima generación de Ford Focus será de autos más amplios y con la tecnología que los clientes quieren. La manufactura de las nuevas versiones se realizará principalmente en China y empezará a mediados de 2019, aunque también habrá otras con modelos de distintas plantas de todo el mundo. La producción del actual Focus para América del Norte continuará en la planta de montaje de Michigan hasta mediados de 2018, a finales del mismo año, en esa instalación se producirá la pickup mediana Ranger.
 
De acuerdo con Joe Hinrichs, vicepresidente ejecutivo y presidente de operaciones globales de Ford, este nuevo plan de producción del Focus para Norteamérica significa un ahorro de mil millones de dólares en costos de inversión en comparación con el plan original que incluía una nueva planta en San Luis Potosí y el traslado de la producción a la planta de Hermosillo.
 
La compañía anunció inversiones por 900 millones de dólares para mejoras en su planta de camiones de Kentucky, donde se fabricarán la Ford Expedition, Lincoln Navigator y la Ford Super Duty. Otras inversiones se destinarán al crecimiento de otras áreas como los autos deportivos utilitarios, vehículos comerciales, de alto rendimiento, así como movilidad, vehículos electrificados y conducción autónoma, dijo el directivo.