Ante los retos del sector, KIA Motors México a poco más de un mes de concluir 2019, avanza en sus objetivos producción, ventas y responsabilidad social, principalmente.

Informó que durante enero-octubre de este año, la marca registró una producción de 244 mil 800 vehículos en su planta de Pesquería, Nuevo León, lo que significó un acumulado de 868 mil 400 unidades ensambladas desde el arranque de producción el 16 de mayo de 2016.

Para el cierre del año, estima que la producción anual alcanzará las 300 mil unidades, las cuales llegan a las 94 agencias que cubren el 99% del territorio nacional, estimando su llegada a 55 países este año.

Cabe destacar que la manufactura mexicana de la automotriz acumula cuatro premios J.D. Power en su Estudio de Calidad Inicial (IQS, por sus siglas en inglés), donde los dos últimos corresponden al 2019 con los actuales modelos de Forte y KIA Rio producidos en Pesquería.

De acuerdo con los resultados más recientes de la empresa consultora, dicha fábrica es la que mayor calidad inicial ofrece entre las armadoras que operan en territorio nacional.

En la parte de ventas, KIA mejoró 1.6%, comparado con los mismos 10 meses del año anterior, obteniendo una participación de 7.4% y colocándose en el quinto lugar en la industria nacional

Hasta octubre de este año, del KIA Rio fueron comercializados 29 mil 488 unidades, siendo el más demandado de la marca en el país. Forte conservó el segundo con 16 mil 395 unidades; seguido de Sportage con 13 mil 265 vehículos.

Otros de sus logros durante el año, fue el mayor impulso a responsabilidad social, al crearse nuevas áreas como la biblioteca Móvil KIA, basada en una camioneta de carga KIA Bongo, la cual realizó 41 visitas a 21 escuelas de Pesquería y municipios aledaños.

Asimismo, con esta biblioteca rodante, nació el Club KIA, una serie de talleres enfocados a la educación, el arte y los deportes. También, la marca incursionó en actividades ambientales, entre otros temas que cuidan el medio ambiente.