Renault y Nissan instalarán un nuevo centro de investigación y desarrollo conjunto en Shanghai, China: Alliance Automotive Research and Development (Shanghai), Ltd., enfocado en la nueva era de la movilidad.

Ambas armadoras, poseen cada una el 50% de esta nueva entidad, que se denominará Alliance Innovation Lab Shanghai (AIL-SH), la cual se centrará en la conducción autónoma, vehículos conectados y eléctricos. Las tecnologías pioneras en el centro de innovación, se aplicarán potencialmente a las unidades Renault y Nissan vendidos en China y en todo el mundo.

“China no solo es el mercado automotriz más grande del mundo, sino que también se encuentra a la vanguardia de las nuevas tecnologías que cambiarán la cara de la movilidad en el futuro”, comentó Takao Asami, vicepresidente de Alianza, Investigación e Ingeniería Avanzada.

Kenju Kobayashi, director global de la Alianza responsable de AIL-SH, agregó: “Shanghai es un centro líder de innovación en China para tecnologías relacionadas con la industria automotriz y una amplia gama de industrias. Al reunir los talentos con el rango de experiencia que se encuentra en Shanghai y en toda China, podremos perseguir agresivamente una innovación abierta que trascienda los límites de la industria y desarrollar rápidamente tecnologías que impulsen el crecimiento empresarial de los miembros de la Alianza”.

De acuerdo con el plan a mediano plazo de Alliance 2022, se lanzarán 12 nuevos vehículos eléctricos cero emisiones para 2022, y se introducirán 40 vehículos con diferentes niveles de autonomía y más del 90% estarán conectados a nivel mundial.

El plan también incluye un compromiso con la operación de servicios de movilidad en robo-vehículos.

Grupo Renault, Nissan Motor Company y Mitsubishi Motors representan la alianza automotriz más grande del mundo. Juntos, vendieron más de 10.6 millones de vehículos en casi 200 países en 2017. Los tres miembros están enfocados en la colaboración y maximizan las sinergias para impulsar la competitividad.