Tras 53 años de producir en México, Nissan llegó a una producción de 13 millones de unidades en conjunto con sus tres complejos de ensamble: Aguascalientes A1 y A2, además de CIVAC.

Dichas instalaciones envían productos a más de 30 diferentes destinos a los que exporta actualmente la armadora, entre ellos Canadá, Estados Unidos, Brasil, Colombia, Chile y Arabia Saudita.

“Estamos sumamente orgullosos de alcanzar esta producción, ratificando el entusiasmo y compromiso del equipo de colaboradores de Nissan, quienes trabajamos con el mindset de mejora continua, demostrando por qué nuestras plantas son un referente dentro de la corporación a nivel mundial”, señaló Armando Ávila, vicepresidente de manufactura de la marca en el país.

Agregó que en los últimos 20 años la automotriz ha transformado sus operaciones locales, impulsando el talento, contando con los más altos niveles de calidad y productividad, así como destacar como una de las empresas con mayor inversión en nuestro país. También, tiene robustos planes de capacitación que se imparten en la Escuela y Universidad Nissan, la primera institución corporativa del tipo en el sector automotriz en México con reconocimiento de validez oficial.

Cabe recordar que Nissan Mexicana se ubica como el cuarto mercado más importante para la marca a nivel global en volumen, después de Estados Unidos, China y Japón. En 2017 se alcanzó 150 millones de unidades producidas a nivel global, de las cuales las operaciones mexcanas han contribuido con la fabrticación del 7.9 por ciento.

Actualmente, planta CIVAC produce Nissan Versa, el modelo de mayor volumen en México; y las pick ups Nissan NP300 y NP300 Frontier.

Por su parte, Nissan Aguascalientes, inaugurada en 1992, emplea a más de 6 mil personas, incluyendo la planta de motores. Los modelos producidos incluyen el Versa, Kicks y March.

En tanto, con una inversión de 2 mil millones de dólares, la planta Nissan Aguascalientes A2 inaugurada a finales de 2013, hoy en día manufactura el modelo Sentra.