Para reforzar la protección de la población con equipamiento y capacitación, fueron entregadas 21 unidades a las Fuerzas de Seguridad de Coahuila, de las cuales 10 serán destinadas a operaciones tácticas.

Durante la puesta en marcha de los vehículos, Miguel Ángel Riquelme Solís, titular de la entidad, sostuvo que Coahuila contribuyó con un total de 83 millones de pesos para la adquisición de 10 tanquetas blindadas y 11 patrullas para la Policía de Acción y Reacción (PAR) y la Agencia de Investigación Criminal (AIC).

Las tanquetas están diseñadas para operar a velocidad en brechas y caminos, además de estar equipadas con mira infrarroja para vigilancia nocturna.

Riquelme Solís recalcó que el equipo vehicular táctico es de vanguardia y que en breve se tendrán los permisos para el uso de armas de mayor calibre que se destinarán a sus elementos.

La nueva flota será distribuida en las cinco regiones del estado y, de ser necesario, se trasladarán a aquellos puntos donde se requieran.

Además de la entrega de equipos, dijo que también se fortalecen las instituciones del Estado como los Poderes Legislativo y Judicial: “Son el complemento y el círculo virtuoso que la procuración de justicia debe tener en Coahuila”.

Recientemente, el gobierno estatal igualmente entregó una ambulancia equipada para el municipio de Villa Unión. En este evento, anunció que próximamente también se dará banderazo a nuevos autobuses escolares para los estudiantes de este municipio y se fortalecerá la infraestructura educativa.