Tras reportar 32 meses de caída del mercado nacional, la industria automotriz propuso al Gobierno Federal un programa de renovación de la flota vehicular enfocado a las micro, pequeñas y medianas empresas, principalmente.

Al dar a conocer los resultados de enero de 2020, que registró una caída de 6% en las ventas de vehículos ligeros nuevos, respecto a igual mes de 2019, Guillermo Rosales Zárate, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), informó que la industria ya presentó un programa para reactivar el mercado interno y frenar la cascada de caídas que enfrentan desde hace meses.

Señálo que el objetivo es tener un esquema que retomé el programa de chatarrización y el cual incluiría instrumentos ejecutados por la banca de desarrollo con programas de garantías y menores tasas de interés, además de obtener un subsidio directo a través de la Secretaría de Economía.

El representante de los distribuidores detacó que no se busca descubrir el hilo negro, solo es poner en marcha acciones que en el pasado se han implementado en otros países y regiones en periodos en los que la industria automotriz se encuentran en crisis, tal como lo han hecho Alemania, España y Estados Unidos, Argentina, Brasil y en México.

“Creemos que la caída cercana al 20% en la demada doméstica registrada entre 2016 y el 2020 justifican la implementación de un programa de fortalecimiento del mercado automotor”, expuso.

El directivo lamentó que en enero de este año practicamente todos los segmentos de automotores nuevos registraron una disminución, a excepción de los automóviles de lujo, cuya demanda creció únicamente 2.6%, respecto al primer mes de 2019.

En el caso de los vehículos pesados, éstos disminuyeron su comercialización 6%, con 110 unidades; mientras que los camiones ligeros sólo avanzaron 0.3%, con 14 mil 135, y de usos múltiples fueron colocados 28 mil 356 , aportando una baja de 2.3 por ciento.

Rosales informó que actualmente están a la espera de una respuesta de parte de las autoridades pertinentes respecto al programa planteado, el cual seguramente está en análisis y discusión interna entre las dependencias correspondientes, cuyo fin es avanzar positivamente en el mercado automotriz nacional.

Referente a la producción, de acuerdo con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), con datos del Instituto Nacional de Estadística Instituto y Geografía (INEGI), la fabricación de vehículos ligeros  retrocedió 4.0% en enero con  320 mil 405 unidades; y las exportaciones se frenaron 5.8% con el envío al extranjero de 228 mil 184 automotores.