Una de las metas principales de Nissan es otorgar la mejor atención a sus clientes, y para ello, busca ofrecer un servicio cada día más competitivo y enfocado en su satisfacción en sus más de 230 agencias distribuidoras y a través de su red de hojalatería y pintura, la cual consta de más de 130 puntos en toda la República Mexicana.
 Como parte de las estrategias, durante 2016 la compañía incluirá una nueva línea de refacciones bajo el nombre “Key Value”,  dirigido a clientes cuyos vehículos tienen más de cinco años y buscan alternativas de refacciones tales como balatas, aceite, embragues o baterías, a precios mejorados hasta en un 30%, aseveró Giustiniano Porcu, Director de Posventa de Nissan Mexicana.
 Asimismo, iniciará el programa llamado “Recepción Premium”, que agilizará el proceso de reparaciones ya que a través de este servicio, el técnico recibe la unidad en rampa y explica al cliente el estado de su auto para determinar el tipo de servicio y cobro a realizar. La red dispone de 208 rampas destinadas a este programa y 416 técnicos capacitados, cifras que se espera que se dupliquen para el primer trimestre de 2017.
Para aquellos clientes que buscan rapidez,  la marca ofrece “Servicio Express”, que está dirigido a servicios preventivos que requerirán máximo una hora. Actualmente cerca de la mitad de la red ya ofrece este servicio.
Adicionalmente, Nissan cuenta con un servicio personalizado que ofrece productos y servicios alineados a lo que se detecta cuando sus vehículos son llevados a revisión o mantenimiento. La base de datos con sistemas predictivos y el histórico de servicios, permite conocer el estado de los vehículos y estar más cerca de los clientes.