En mayo de 2017 la automotriz japonesa logró 25 meses consecutivos de ventas récord desde hace 15 años que inició operaciones en el país, al superar las 8,000 unidades comercializadas, 9.9% más respecto al mismo mes del año anterior y mantiene la cuarta posición con el 7.1% de participación de mercado.
 
 
En total fueron 8,719 unidades, de las cuales Yaris Sedán, Prius, Hiace, Highlander y Hilux fueron los modelos con mayor demanda. De Hilux se vendieron 1,581 unidades, con lo que logra colocarse como el vehículo más vendido de la marca en el año, mientras que Yaris Sedán fue el segundo con 1,369 unidades.
 
 
«Continuamos por un buen camino, decididos y con paso firme. Nos seguimos enfocando en nuestros consumidores con una estrategia dirigida a ofrecer vehículos con alto rendimiento, durabilidad y tecnología de vanguardia. Nos llena de orgullo colocarnos en el gusto y preferencia del consumidor y seguiremos enfocando esfuerzos y estrategias para ofrecer cada vez mejores productos», afirmó Guillermo Díaz, Director de Operaciones de Toyota Motor Sales de México.
 
 
De este modo, para el mes de mayo, Toyota acumula un total de 43,463 unidades comercializadas, con un crecimiento del 14.1% en ventas en relación al mismo periodo del año anterior (enero-mayo).
 
 
El programa Comonuevos de Toyota reportó al cierre de mayo ventas por un total de 538 unidades alcanzando así, el mejor mayo de la historia. Por su parte Toyota Financial Services registró un market share de 46.50% en las ventas totales de la compañía japonesa en México, con 4,054 contratos en el mes de mayo.