La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) manifestó su desacuerdo ante las propuestas realizadas por candidatos de elección popular federales y estatales para legalizar la importación de vehículos «chuecos».
 
A través de un comunicado, el organismo explicó que el sector automotor nacional está a favor de la importación de vehículos usados que cumplan con las disposiciones vigentes, no obstante, el pegar engomados o tarjetas a unidades cuya estancia en México es ilegal, sólo atenta contra el marco regulatorio.
 
La AMIA instó en no ceder ante las presiones de organizaciones sociales y políticas que en épocas electorales buscan flexibilizar la importación de vehículos usados y a la regularización del contrabando.
 
La industria automotriz hace un llamado a las autoridades correspondientes a que sigan promoviendo la creación de nuevos empleos y las inversiones que garanticen el estado de derecho en el país.