La firma japonesa Toyota y el equipo deportivo Club América han trabajado juntos desde hace dos años, luego del éxito que obtuvieron en territorio estadounidense, con el objetivo de fusionar dos grandes pasiones: los autos y el futbol.

La presencia de Toyota en competencias deportivas, como en la Copa Libertadores y ahora la Copa Oro, obedece a la emoción de los aficionados, no solo durante los 90 minutos de un juego, sino también en cualquier aspecto de su vida, señala la empresa automotriz. 

“Toyota imprime la misma pasión con la que el equipo festeja sus goles y con la que los aficionados los gritan en las gradas del estadio. De ese sentimiento nace nuestra presencia en el deporte”, comentó Tom Sullivan, presidente de Toyota Sales y Lexus de México.

Con este patrocinio, Toyota demuestra que también es un equipo de tradición en nuestro país, brindando confiabilidad en sus vehículos desde que llegó a suelo mexicano en abril de 2002.

Dicha alianza brindará la oportunidad de “jugar limpio” en las calles como sucede en el terreno de juego, con base en la “conciencia vehicular” y la buena aplicación de las normas de vialidad.

Además, al ser Patrocinador Oficial del Club América, Toyota creará experiencias para que sus clientes puedan convivir con sus ídolos y obtener varias sorpresas como la experiencia de un partido en el emblemático Estadio Azteca.