Esta pick-up de tamaño mediano responde a la llamada de sus seguidores con un nuevo diseño exterior, chasis y sistema de propulsión desarrollado específicamente para los clientes de camiones de América del Norte. Potente y fuerte, con una estructura de acero de alta resistencia, Ranger está equipada con un probado motor EcoBoost de 2.3 litros acoplado a la única transmisión automática de 10 velocidades en el segmento.
 
La producción de la Ford Ranger 2019 iniciará a fines de este año en la Planta de Ensamblaje de Ford en Michigan ya que la demanda de camiones medianos está en franco crecimiento. Las ventas en Estados Unidos han aumentado un 83% desde 2014, debido a una nueva generación de compradores de camiones de tamaño medio que busca pick-ups más maniobrables y que consuman menos combustible.
 
«Ranger siempre ha tenido un lugar especial en los corazones de los fanáticos de los camiones», dijo Hau Thai-Tang, vicepresidente ejecutivo de Desarrollo de Productos y Compras de Ford en la presentación del vehículo en el Salón Internacional del Automóvil de Norte América (NAIAS).
 
La capota abovedada, gemela de Ranger, aloja su motor EcoBoost de 2.3 litros diseñado para eficiencia y capacidad gracias a la inyección directa de combustible, un turbocompresor de doble desplazamiento y un diseño de 16 válvulas. Para mayor durabilidad, el motor presenta un cigüeñal y bielas de acero forjado, y levas de doble árbol accionadas por cadena.