De enero a marzo del presente año, por medio de este esquema se registró el 6% de las colocaciones de unidades nuevas, por lo que gradualmente va ganando terreno en el mercado mexicano debido a su deducibilidad del 100 por ciento, informó Volkswagen México.
En ese periodo se colocaron 246,319 vehículos a través de servicios financieros, 94% de estos fueron por crédito. En México, el producto de preferencia para los consumidores es el crédito automotriz, alejándose del modelo preferido en los mercados europeos: el arrendamiento puro.
 
El arrendamiento automotriz es uno de los mecanismos a utilizar para las pequeñas y medianas empresas para la adquisición de activos fijos, con la enorme ventaja de no tener que pagar la inversión de contado, ni de recurrir a préstamos o afectar su liquidez.
 
El plan Pyme Benefits que ofrece Volkswagen Financial Services para brindar una solución integral de movilidad para empresas, permite mantener la operatividad y rentabilidad sin que distraigan capital de su negocio principal.
 
Esta opción impulsa la expansión de las PyMEs, ya que asegura un producto adecuado a las necesidades del negocio y al nivel de desarrollo en el que ésta se encuentre. Además, permite arrendar de uno a 15 vehículos de las marcas Volkswagen Vehículos Pasajeros, Volkswagen Vehículos Comerciales y SEAT, y adicionalmente se obtiene beneficios como: comisión por apertura, mantenimientos, servicios adicionales, seguro y reparaciones garantizadas en las concesionarias de la marca hasta por cinco años.
 
Desde hace más de 40 años, Volkswagen Financial Services ha ofrecido el arrendamiento puro como una opción de movilidad para sus marcas. Muestra de su liderazgo en el mercado es que Volkswagen Jetta fue el vehículo más arrendado y el segundo con mejores ventas en su segmento (A Sedán), durante el primer trimestre de 2017. Lo anterior de acuerdo con el Reporte de Colocaciones de Crédito y Arrendamiento Automotriz de 2016 y del primer trimestre del año de la consultora JATO Dynamic, en donde se dio a conocer que, se adquirieron en México 12,446 unidades, de las cuales, se colocaron 1,389 Jettas, a través de arrendamiento puro.