Con el fin de que conozcan sobre negocios familiares, su permanencia y retos frente a la globalización, el fabricante de llantas ofrece un curso para asegurar el éxito de negocio de este tipo, programa desarrollado exitosamente en México, Colombia, Ecuador y ahora en Centroamérica y Caribe.

Las estadísticas mundiales de la supervivencia de las empresas familiares apuntan a que solamente el 6% de éstas llegan a superar la tercera generación, por lo que es importante que estos empresarios se preparen ante este panorama.

Genaro Jiménez Barragán, gerente de Trade Marketing para Bridgestone Latinoamérica Norte, BS-LAN, comentó que “para Bridgestone es fundamental atender las necesidades de sus aliados, y en el caso de nuestros distribuidores, en su gran mayoría tienen un modelo de negocio familiar, por lo que apoyarlos para garantizar la permanencia de sus empresas es fundamental”.

La empresa ofreció un diplomado privado, de cuatro módulos con el nombre “Creando Valor Juntos”, en el que sus distribuidores conocieron de la mano del experto internacional Carlos Cosío, herramientas para hacer crecer su empresa familiar, análisis de casos de estudio reales, así como consejos para que su negocio sobreviva a las diferentes etapas y distintas generaciones.

En el taller brinda a los participantes cuatro consejos básicos para que sus empresas familiares se fortalezcan y logren salir adelante.

1)    La comunicación es la base: por ser una empresa familiar muchos de sus participantes creen que se entienden fácilmente, pero como en cualquier otra empresa, es necesario proveer herramientas para comunicarse, evaluar continuamente los procesos y buscar continuamente la retroalimentación.

2)    Se deben definir roles y conocer cuáles son sus responsabilidades.

3)    Conocimiento del negocio: quienes integren la organización deben estar capacitados en el área en que se desempeñen, esto permitirá que la operación de la empresa sea fluida. Para lograr esto se requiere invertir en capacitación para los miembros de la familia que trabajen para el negocio.

4)    No es lo mismo gobierno que dirección: el primero tiene que ver con la propiedad de la empresa, la dirección está relacionada con el ejercicio y operación de la misma.