FRANKFURT AM MAIN/HANNOVER, Alemania.- La División de Chasis y Seguridad y la División de Llantas de Continental se han asociado con la campaña informativa Global NCAP ‘Stop the Crash’, una iniciativa de Global NCAP, la entidad londinense que agrupa a las organizaciones NCAP alrededor del mundo, dedicadas a realizar pruebas de seguridad de vehículos nuevos para orientar al público consumidor.
ANCAP, Asean NCAP, China NCAP, Euro NCAP, Japan NCAP, Korea NCAP, Latin NCAP y US NCAP, así como el Insurance Institute for Highway Safety (IIHS), definen las normas que los vehículos deben cumplir para poder hacerse acreedores a la máxima calificación de seguridad de cinco estrellas.
Mediante la campaña ‘Stop the Crash’, Global NCAP y sus socios, Continental entre ellos, organizarán demostraciones de conducción para hacer conciencia sobre los beneficios de las tecnologías de seguridad que ya se producen en grandes volúmenes y fomentar su adopción también en modelos subcompactos y compactos.
En Europa, los sistemas diseñados para evitar y mitigar accidentes, tales como los sistemas de protección a ocupantes adultos y niños, sistemas de protección a peatones, y sistemas de asistencia como el control de estabilidad (Electronic Stability Control o ESC), los sistemas autónomos de frenado de emergencia (Autonomous Emergency Braking Systems o AEBS) y control de velocidad de crucero adaptativo (Adaptive Cruise Control o ACC), son requisitos esenciales para conseguir dicha calificación.
«Hemos venido implementando nuestra estrategia ‘Visión Cero’ de largo plazo desde hace muchos años. Mediante diversas innovaciones, y afinando y mejorando continuamente nuestros componentes y sistemas, desempeñamos un papel de liderazgo en los esfuerzos por mejorar la seguridad vial. Para nosotros, ‘Visión Cero’ consta de tres etapas sucesivas: es de primordial importancia evitar muertes por accidentes de tránsito y después reducir a cero el número de lesiones; y cuando no haya más accidentes, habremos hecho realidad nuestra ‘Visión Cero’», explica Frank Jourdan, Miembro del Consejo Ejecutivo de Continental AG y Presidente de la División de Chasis y Seguridad.
«Desde que se hicieron obligatorios los cinturones de seguridad, los sistemas de control de estabilidad, los sistemas de monitoreo de presión del aire de las llantas (Tire Pressure Monitoring Systems o TPMS) y los sistemas autónomos de frenado de emergencia para vehículos comerciales, el número de muertes, lesiones y accidentes viales ha disminuido en forma significativa. Dicho esto, la cifra de más de 1.2 millones de personas que pierden la vida cada año en las vialidades de todo el mundo sigue siendo alarmantemente elevada y es inaceptable. Debemos hacer un esfuerzo concertado por abatir estas cifras».