PlayStation, de Sony, seleccionó a Michelin como “llanta oficial” para su franquicia Gran Turismo y también se convierte en proveedor oficial de neumáticos de los Campeonatos de Gran Turismo certificados por la FIA. 

Esta iniciativa comienza aumentando la visibilidad de Michelin a través de contenido gratuito descargable en el videojuego Gran Turismo Sport, disponible para los usuarios a partir de octubre de 2019. El paquete de descarga relacionado con Michelin al que podrán acceder los jugadores ofrecerá por primera vez:

  • Una nueva sección Michelin en el museo virtual Brand Central de Gran Turismo Sport, que presenta la historia y la conexión de la marca con el automovilismo, así como su innovación.
  • La selección de llantas de la marca disponible en la sección Tuning de Gran Turismo Sport, que permitirá a los jugadores desarrollar su estrategia eligiendo entre neumáticos con compuesto duro, medio o blando.
  • Presencia de la marca Michelin en los circuitos, así como escenografía de muchas de las competencias y lugares más icónicos del mundo de la competencia automotriz.

A través de su participación en campeonatos del máximo nivel, como el Campeonato Mundial de Resistencia, el Campeonato Mundial de Rallies y la Fórmula E (los tres de la FIA), o las series International Motor Sports Association (IMSA) en Estados Unidos, Michelin utiliza el automovilismo como laboratorio para recopilar grandes cantidades de datos que sirven de experiencia a la hora de desarrollar sus simuladores y sus llantas de calle. 

 

Las tecnologías aplicadas a las llantas de competencia que demuestran su efectividad en la pista pueden utilizarse para mejorar las características de los autos de calle, como los que aparecen en la pantalla en el videojuego de Gran Turismo.

 

Michelin compartirá estos conocimientos con Sony como parte del primer intercambio de desarrollo conjunto de este tipo, con el objetivo de proporcionar a los jugadores de Gran Turismo una nueva dimensión en cuanto a la estrategia relacionada con la selección y las características de las llantas, acercándose cada vez más a las decisiones a nivel de boxes que los equipos de competencia evalúan en cada circuito.

 

Los Campeonatos de Gran Turismo certificados por la FIA se fundamentan en una base técnica establecida a través de 25 años de simulación de física automotriz, así como una cultura del automóvil única adquirida por la franquicia a lo largo de los años.