Bridgestone continúa con la investigación y desarrollo de nuevas y más sostenibles fuentes de materia prima para mitigar la excesiva concentración de caucho natural en ciertas regiones, por lo que ha apostado para fortalecer la producción del guayule, un arbusto que crece en las regiones áridas del suroeste de Estados Unidos y el norte de México, con el cual puede sustituir una gran parte de las materias primas utilizadas para la elaboración de neumáticos.
Es un nuevo recurso de caucho natural que se puede utilizar en lugar del hule natural derivado de los árboles de caucho.
Los proyectos futuros de investigación de Bridgestone se concentran en la optimización del contenido de caucho natural en cada árbol del guayule, así como en evaluar sus aplicaciones en una amplia gama de tipos de neumáticos y compuestos de hule.
En 2015, Bridgestone Corporation anunció su exitosa producción de neumáticos fabricados en su totalidad con componentes de caucho derivados del guayule.
 Estos productos fueron fabricados en el Centro Técnico de Bridgestone en Japón; el guayule es cultivado directamente por Bridgestone en su Centro de Investigación para el Proceso del BioCaucho (BPRC, por sus siglas en ingles) en Mesa, Arizona, EE.UU., lo que le permite avanzar en la optimización del proceso de producción total.
A mediados de ese año, la empresa continuó con la producción a nivel global de neumáticos similares para automóviles en Roma, Italia. Para la construcción de dichas llantas, todos los principales componentes naturales del caucho aplicados en -la banda de rodadura, costado y relleno de ceja-  fueron reemplazados por el polímero extraído del guayule, cultivado y cosechado por Bridgestone, lo que representa un importante paso en el desarrollo de una materia prima alternativa.
 En México, no se descarta que el futuro de la producción lleve a la compañía a la fabricación de llantas con base en materia prima del guayule. Mientras tanto, en su planta en Cuernavaca, Bridgestone mantiene el compromiso de crecimiento de la inversión con una nueva línea de producción de neumáticos RUN FLAT –que resisten ponchaduras- y con miras a producir un número creciente de este tipo de llanta para distintas armadoras y proveedores locales.
Adicionalmente, el fabricante está expandiendo su capacidad productiva de 22 mil a 25 mil llantas por día rumbo al año 2021, lo que representa el compromiso de largo plazo en el país.