De 2014 a la fecha, la iniciativa Llantatón recolectó 49 mil llantas usadas, equivalentes a 500 toneladas, para su correcta disposición y reciclaje, con el apoyo del fabricante de neumáticos Bridgestone y la Secretaría de Desarrollo Sustentable de Morelos.

Bridgestone es quien lidera el proceso de recolección de las llantas de desecho en los distintos puntos de acopio y las entrega a empresas fabricantes de cemento, las cuales las utilizan como materia prima para sus hornos. Gracias a este proceso las llantas se eliminan en forma eficiente, sin que se generen nuevos residuos y ni emisiones adicionales de CO2.

El programa ambiental Llantatón es parte del compromiso de Bridgestone de colaborar con la disposición adecuada del producto post-consumo y de esta forma, aportar en la construcción de una sociedad más sostenible y amigable con el medio ambiente.

El Llantatón 2019 logró recolectar un total de 8 mil 148 llantas, equivalentes a 74 toneladas, con la participación de ciudadanos de Cuernavaca, Jiutepec, Temixco y otros municipios aledaños.

René Rico, Gerente de Seguridad, Higiene y Medio Ambiente para Bridgestone Latinoamérica Norte, destacó que “el Llantatón ayuda a evitar que los neumáticos terminen en barrancas, terrenos baldíos o en la calle y se conviertan en focos de infección, criaderos de mosquitos que transmiten enfermedades o generen taponamientos e inundaciones”.

Las llantas son llevadas a almacenes desde los cuales se distribuyen a diversas empresas para su reciclaje y rehúso, principalmente para la fabricación de “llancreto”, material que es utilizado para la pavimentación de calles y carreteras.