Durante este periodo los vehículos realizan largos recorridos para llegar a los diferentes puntos turísticos del país, por lo que los neumáticos sufren un desgaste irregular que puede afectar su óptimo funcionamiento, poniendo en riesgo la seguridad de los pasajeros.
 
Ante esto, el fabricante estadounidense sugiere que se realice una inspección para rectificar la presión de las llantas, así como la existencia de algún corte o deformación.
 
En caso de presentarse alguna irregularidad, Goodyear recomienda que el neumático sea revisado por un técnico para que determine si es necesario su cambio o rotación.
 
Cristian Persico, experto de Goodyear México, indicó que en el caso de que sea necesario retirar definitivamente uno o más de los neumáticos se deben tomar en cuenta las siguientes consejos:
 
-Cambio de un solo neumático: no es recomendable cambiar un solo neumático, debido a que la diferencia de agarre y desgaste de los demás producen una inestabilidad al frenado y diferencia de velocidad de rotación.
 
-Cambio de dos neumáticos: se debe mantener el mismo tamaño que los otros dos y deben colocarse en el eje trasero para que los conductores mantengan el control en superficies mojadas y curvas.
 
-Cambio de los cuatro neumáticos: en este las posibilidades son muy amplias, ya que se pueden cambiar a neumáticos de diferente tamaño y de mejor calidad.
 
Asimismo, subrayó que después de cada viaje es necesario realizar un mantenimiento de alineación y balanceo para mantener la mayor estabilidad y la
corrección de los ángulos de la suspensión y la dirección del auto.