Gracias a su espacio, confort y tecnología, los usuarios prefieren adquirir camionetas, aún cuando sus costos son más elevados y su consumo de combustible es mayor en comparación con los autos.
El cuidado y mantenimiento es parte fundamental para que la inversión y sobre todo la seguridad que este tipo de vehículos ofrece, no sea vea afectada. Total, compañía de lubricantes, invita a no olvidar algunos puntos que se deben examinar con atención:
1.- Revisar los frenos: Este proceso debe realizarse al menos una vez al año para garantizar su buen funcionamiento. Es importante cambiar el líquido frenos cada 40,000 km recorridos o en un período máximo de dos años para evitar accidentes.  
2.- Líquido de dirección: Para lograr que el movimiento sea más fácil al dirigir el vehículo, es esencial verificar que los niveles se encuentren en perfecto estado. El color del fluido es el que indicará el momento de cambiarlo.
3.- Aceite de motor: Este líquido es el encargado de proteger y lubricar el motor del auto e impide un desgaste prematuro. Es elemental evitar superar los 30,000 km con el mismo aceite.
4.- Líquido del limpiador del parabrisas: Para la visibilidad y seguridad al momento de conducir, este fluido es indispensable para que no se manchen los cristales, no quede una película jabonosa, no cause refracción de la luz sobre el cristal del parabrisas y que sea de olor agradable.