Actualmente las empresas necesitan socios estratégicos que potencien su crecimiento y les permita renovar sus activos constantemente, a través de estrategias financieras flexibles como el arrendamiento vehicular con el cual las compañías pueden hacer uso de un vehículo multimarca con un costo de renta menor a la mensualidad de un crédito y con la oportunidad de poder adquirir la unidad con un residual muy bajo al terminar el contrato.
 
Para elegir el mejor plan de arrendamiento que se ajuste a las requerimientos de sus servicios, TIP de México recomienda:
 
1.- Buscar una compañía experta en equipo de transporte y administración de flota, que ofrezca asesoramiento y acompañamiento especializado.
 
2.- Contemplar que la arrendadora cuente con servicios de valor agregado como: seguro, administración del mantenimiento, rastreo satelital, asistencia legal y telemetría.
 
3.- Contratar servicios que cumplan con los esquemas que más se acomoden a las necesidades de tus negocios.
 
4.- Es fundamental contar con un socio que tenga una alta disponibilidad de vehículos de cualquier marca disponible en el mercado y cualquier especificación en equipo de transporte.
 
5.- Elegir empresas actualizadas tecnológicamente, que integren herramientas y plataformas para un mayor control de las unidades en tiempo real.
 
 «Recurrir a esta práctica beneficia, además, a los empresarios que buscan obtener mayor valor por su dinero. También a aquellas compañías que requieren mantenerse a la vanguardia y estrenar un vehículo nuevo cada dos o tres años; lo que evidentemente mejora la su imagen y la seguridad que brinda a sus empleados», destacó Mauricio Medina, director comercial de TIP México.