El estado de las llantas de un vehículo es fundamental para la seguridad del conductor y de los ocupantes. Por ello, la Asociación Nacional de Distribuidores de Llantas y Plantas Renovadoras (Andellac), para el mejor cuidado de los neumáticos y evitar accidentes durante esta Semana Santa, recomienda poner en práctica los siguientes siete tips:

1. Lo principal antes de salir de viaje, es la revisión de las presiones correctas de inflado para evitar pérdida de contacto con la superficie, desgaste irregular o roturas de estructura al momento de un impacto con baja presión de inflado en las llantas.

2. La presión para el manejo en carretera debe ser la que recomienda el fabricante del vehículo para viajes con pasajeros y carga. Se puede consultar en el manual del auto.

3. El calor afecta siempre en el desgaste, pero cualquier llanta que tenga la capacidad de carga y código de velocidad correcto y avalado por normas como NOM y DOT, cumple con las especificaciones para resistir al calor con carga y velocidad.

4. Antes de salir a carretera, lo recomendable es revisar las presiones y el estado de las llantas. La verificación debe ser “en frío”, esto es cuando las llantas no han rodado, o no se ha movido el auto a una velocidad abajo de 40 Kms/ hora y a una distancia no mayor a 20 kms.

5. Uno de los problemas que se pueden presentar durante el manejo en carretera con las llantas es que, en caso de tener reparaciones o desgaste irregular, los neumáticos pueden sufrir separación de cinturones en su estructura interna, causando pérdida de presión o vibraciones.

6. No existen llantas especiales para conducir en carretera, todas las llantas a excepción de aquellas indicadas como 100% off road, están diseñadas para utilizarse en ciudad y en caminos de cualquier tipo.

7. Para alargar la vida de la llanta, se recomienda la constante revisión de presiones de inflado y realizar rotación y alineación cada 10 mil kilómetros.