Acero Hardox 500 Tuf con excepcional dureza

por | 20 Mar 2019 | Proveedores | 0 comentarios

Con el acero Hardox 500 Tuf de SSAB, resistente al desgaste, la empresa austriaca Winkelbauer GmbH contribuye con sus clientes a aumentar su capacidad de carga y a prolongar la vida útil de sus equipos.

Winkelbauer GmbH es un proveedor líder de cangilones para trabajos pesados y otros equipos de construcción para el mercado europeo y es uno de los primeros en usar la nueva calidad de acero resistente al desgaste de SSAB.

Hardox 500 Tuf es un acero resistente a la abrasión, ideal para los cangilones para trabajos pesados que fabrica Winkelbauer. Hardox 500 Tuf es la primera chapa antidesgaste con un índice de dureza de 500 Brinell y las mismas propiedades del acero estructural. Ofrece gran resistencia, dureza excepcional y tenacidad garantizada en una única chapa antidesgaste.

El material tiene una vida útil del 70-100% más larga en comparación con el acero convencional resistente a la abrasión con un índice de dureza de 400 Brinell y ofrece además una mejor protección contra las indentaciones.

Al usar Hardox 500 Tuf en dimensiones más pequeñas, la nueva generación de cangilones para trabajos pesados de Winkelbauer, reducen su peso de tara del 10 al 16% y mantienen la misma vida útil que la generación anterior. Esto permite aumentar el volumen de carga del 6 al 10% con el mismo peso total. Acero Hardox

Para satisfacer la petición de un cliente específico, Winkelbauer diseñó un cangilón que permite al operario cargar un camión hasta su capacidad máxima de 24 toneladas realizando solo tres desplazamientos. Esto supone un ahorro del 25% en el tiempo necesario para completar un ciclo de carga.

Hardox 500 Tuf reúne las mejores características de las calidades de acero resistente al desgaste Hardox 450 y Hardox 500. Este ofrece una energía de impacto garantizada de 27 J a -20 °C y para una chapa de 20 mm de espesor, un valor típico de 45 J a -40 °C. Además, presenta un intervalo de dureza inusualmente estrecho, de entre 475 y 505 HBW.

Michael Winkelbauer, CEO de Winkelbauer, está impresionado no sólo por la calidad de este nuevo acero, sino también por el compromiso de SSAB ofreciendo asistencia técnica permanente.

«Normalmente necesitaríamos un periodo de 1 a 2 años para probar un nuevo material. La amplia oferta de servicio que nos ha prestado SSAB desde el principio no tiene rival y este nivel de calidad es imposible de encontrar en ninguno de los productos de la competencia existentes en el mercado. Cuando SSAB presenta un material, sabemos con certeza que cumple lo que promete», explicó Michael Winkelbauer.

Tags: Hardox 500 Tuf, Michael Winkelbauer, SSAB

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *